Logo Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco Departamento de Seguridad

Convivencia, prevención y auxilio

 

A TENER EN CUENTA...Casi todos los conductores y conductoras se han visto involucradas con su vehículo en ligeros golpes o roces. En esas situaciones no es raro que el causante abandone el lugar sin dar cuenta de los daños ocasionados en los bienes privados o públicos afectados. La actuación correcta consiste en hacer una somera evaluación de los desperfectos y avisar del incidente a la parte perjudicada.

 

CONSEJOS
Los daños que se ocasionan diariamente por pequeñas colisiones contra elementos de la vía pública como señales, vallas, postes, etc., suponen, además de un peligro para la seguridad vial, una inversión millonaria que pagamos entre todos los contribuyentes.

 

El conductor o conductora que ocasiona un pequeño daño en otro vehículo estacionado debe dejar una nota con sus datos personales, del vehículo, la hora del accidente y la forma en la que se ha producido. Después debe dar parte a su compañía de seguros.

 

Cuando lo que se daña es alguna señal o elemento de la vía pública, se debe dar parte a la Ertzaintza y a la compañía de seguros.

 

 

 

A TENER EN CUENTA...
Cuando nos encontramos en la carretera un accidente de tráfico, tenemos la obligación de detenernos. Debemos estacionar nuestro vehículo en un lugar seguro y señalizar el lugar del suceso para evitar una colisión. A continuación hay que interesarse por el estado de los afectados y avisar telefónicamente a los servicios de urgencia describiendo el lugar y la situación de heridos y vehículos.

 

CONSEJOS
Al comunicar un accidente al 112 SOS DEIAK debemos ser precisos, pues de ello pueden depender vidas. Debemos informar sobre el lugar del accidente, número de heridos y vehículos involucrados y responder con precisión a las preguntas del operador o operadora.

 

Muchos ciudadanos y ciudadanas se inhiben cuando ven un accidente. Alegan prisas, miedo a no saber qué hacer o, simplemente, dicen que no es cosa suya. Sin embargo, la Ley castiga este tipo de conductas antisociales.

Para avisar al 112 SOS DEIAK o a otros servicios existen múltiples posibilidades; por ejemplo, desde un teléfono, tanto móvil como fijo, a través de un poste SOS, o por el radioteléfono de un taxi. Las llamadas a 112 SOS DEIAK son gratuitas.

 

 

 

A TENER EN CUENTA...
A pesar de los avances en la seguridad pasiva (airbag, carrocerías deformables, etc.) las colisiones frontales desbordan las virtudes de los adelantos técnicos. Ante una situación de este tipo, la mejor opción puede ser salirse de la carretera; la maniobra requiere decisión y no está exenta de riesgos, pero es la mejor alternativa.

 

CONSEJOS
Normalmente es preferible evitar un obstáculo que chocar contra él a gran velocidad. Caer en una zanja o deslizarse por una ladera son situaciones mucho menos peligrosas que, por ejemplo, chocarse contra un árbol.

 

También en las autopistas. En una situación límite, aún arriesgándonos a dar varias vueltas de campana, con el cinturón abrochado tendremos más posibilidades que si dejamos al vehículo chocar a gran velocidad contra un obstáculo.

 

 

 

A TENER EN CUENTA...
Con alguna frecuencia, coches accidentados caen a ríos, pantanos e incluso al mar. Es un tipo de siniestro de gran peligro para los ocupantes, que han de reaccionar con tranquilidad. Tras desabrocharse los cinturones, hay que esperar a que el agua invada el habitáculo para que el equilibrio entre la presión exterior e interior permita abrir las puertas y emerger a la superficie.

 

CONSEJOS
Si nuestro coche cae al agua y queda momentáneamente a flote, debemos soltarnos el cinturón, abrir las ventanillas y salir rápidamente por ellas antes de que el vehículo comience a sumergirse.

 

Si nuestro coche se ha hundido, debemos tener calma y esperar a que el agua inunde casi totalmente el habitáculo. Abrir entonces las puertas y salir rápidamente a nado.

 

Caer al agua dentro de un vehículo es una situación difícil, pero podemos salvarnos si mantenemos la calma y sabemos actuar correctamente.

 

 

 

A TENER EN CUENTA...
Los niños y niñas son grandes observadores e imitadores de comportamientos de personas adultas, pero sin la suficiente capacidad para determinar siempre qué es lo correcto. También al conducir ante ellos se ha de tener en cuenta esa aptitud infantil, cuidando las conductas y las expresiones ante las situaciones del tráfico, no siempre agradables.

 

CONSEJOS
Cuando conducimos acompañados por nuestros hijos e hijas debemos ser siempre conscientes de que nuestro comportamiento posiblemente va a ser imitado por ellos.

 

Las expresiones malsonantes, los gestos y en general los comportamientos incívicos son nítidamente percibidos por los niños y niñas, que los interiorizan y los trasladan después a sus propias normas de comportamiento.

 

Un niño o niña que ve cómo su padre o madre elude detenerse para auxiliar en un accidente o cómo se da a la fuga tras chocar con otro vehículo, asumirá como aceptables ese tipo de comportamientos antisociales y los imitará cuando sea adulto.

 

 

A TENER EN CUENTA...
Cuando el número de vehículos que circulan por una vía excede a su capacidad de acogida, o cuando la calzada está en obras o hay coches mal aparcados, se produce el atasco. Para sobrellevar estas situaciones en trayectos largos es conveniente viajar con bebidas refrescantes y con el depósito de combustible lleno y, sobre todo, tener paciencia.

 

CONSEJOS
Siempre que salgamos a la carretera y nos podamos ver envueltos en un atasco o en una situación de tráfico ralentizado debemos obrar con previsión y proveernos del suficiente combustible.

 

Cuando circulamos con niños y niñas en el vehículo y nos vemos atrapados en un atasco tenemos que procurar distraerles con juegos y pasatiempos adecuados. Hay que evitar que se cansen y que acaben poniéndonos nerviosos con su comportamiento.

 

Sobre todo en épocas de calor, es importante tener a mano agua o refrescos, bebidas que se pueden conservar en una pequeña nevera y con las que podemos afrontar mejor los viajes de larga duración.

 

 

 

A TENER EN CUENTA...
Los avances tecnológicos han llegado también al ámbito del tráfico: centros de control para regular el flujo de vehículos alrededor de las grandes ciudades, radares para detectar infracciones de velocidad, postes telefónicos para solicitar auxilio o paneles de información variable para transmitir indicaciones a los conductores.

 

CONSEJOS
Los medios técnicos para controlar el estado del tráfico han evolucionado notablemente. En la actualidad, modernos centros de control regulan la circulación por las principales carreteras europeas, sobre todo los accesos a las grandes urbes.

 

Cámaras de televisión, radares, postes de auxilio SOS, helicópteros dotados de sofisticados sistemas ópticos, paneles de señalización variable, etc., son algunos de los sistemas que permiten a los modernos centros de control mejorar la circulación.

 

Aunque la posibilidad de ser denunciados es el único argumento que aceptan algunos conductores y conductoras, la mayoría son cada vez más conscientes de que comportarse correctamente es una obligación social de todo conductor.

Información legal

Mapa Web

  • © 2012 · Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco
Eusko Jaurlaritza - Gobierno Vasco